'Naked cakes', la nueva tendencia en postres de boda

Jose Faiña Mié, 11/04/2015 - 19:53

Después de décadas donde las tartas de pisos, desafiantes de las leyes físicas de la verticalidad, acuchilladas por enormes sables militares o espadas sacadas de alguna película de mágica fantasía, coronaban las celebraciones de boda, nos invadió todo un catálogo de coberturas, chocolates, fondant y frostings que nos abrumaban con un sin fin de formas, colores y volúmenes y hacían parecer nuestro evento de lo más chic (“ja”).

Por suerte, gracias a la creatividad de varias firmas, nos renovamos y entraremos en 2016 con otro concepto en repostería, más nítido, profundo y sensorial, una vuelta a los orígenes de la elaboración artesana donde es la sencillez y los sabores puros lo que nos llama fuertemente la atención. Pasteles sin cobertura donde predomina el bizcocho que deja ver el relleno, coronados por frutos rojos, toques de flores silvestres o frutos secos.

Una forma distinta de presentación y servicio, una invitación a los presentes a que sean ellos mismos los que se acerquen si lo desean a degustar un dulce. Presentados en mesas y combinados con pastas caseras, cookies o bizcochos se tornarán en un elemento diferenciador de nuestro evento.

Demos un paso adelante y desterremos esas porciones de tarta servidas en mesa y acuchilladas al alimón por los contrayentes bajo una lluvia de flashes que inmortalizarán el momento (¡y qué momento!); entremos en tendencia con una que sí merece la pena, una que ha venido a rescatarnos de una época que no por anterior era mejor. Los “naked cakes” llaman a nuestra puerta, dejémosles entar.

 

 

Foto Cabecera: Naked Cake by Soul Sweet, Brasil.

Foto pie by "Enza Di Piazza"

 

Un post de Jose Faiña.